El espejo de Eva

lunes, diciembre 25, 2006

Felices Fiestas

Ya no vengo como venía, y volver hoy suena a visita debida a las fechas.
No sé porqué me alejo o porqué regreso.
A veces echo de menos estos blogomundos, a veces ni siquiera pienso en ellos.
A veces me sorprendo a mí misma en el autobús escribiendo en el aire, paseando tal vez narrando en mi mente con mi voz off, con el mp3 como escudo de pompa de jabón.

Pienso en vosotros a menudo, aunque no lo sabréis porque apenas doy señal de vida. Es sencillo que algo a mi alrededor traiga a mi cabeza… es tan sencillo que el mar me recuerde que vosotros existís más allá de la pantalla de este ordenador.
Y el invierno trae bufandas… aquellas bufandas…

Mi regalo en Navidad es siempre la sonrisa que me provoca el recuerdo de las personas a las que llamo amig@s...

Gracias a vosotros mismos.

Los nombres sobran.

10 Reflejos