El espejo de Eva

viernes, septiembre 29, 2006



No me fui por nada en concreto, de hecho nunca me marché del todo.
No puedo decir entonces que ahora regrese.
O al menos no puedo decirlo si primero digo que no di un solo paso para alejarme.

Puedo decir que me quedé meditando, ausente, autista incluso, como cuando en una conversación alguien pierde la mirada en el aire, se queda contando musarañas y se pierde en sus propios pensamientos. O a veces ni eso. Simplemente se queda en blanco.

Es una mezcla de todo un poco.

No me fui ni dije nada, simplemente me he quedado en blanco, divagando en mis propios pensamientos durante… demasiado tiempo.

7 Reflejos