El espejo de Eva

martes, abril 25, 2006

Microscópica luz

Mantuve una humedad reseca en los ojos.
Escondí una pena en los pasos que di.
Tuve una duda menos, pero la rabia me hizo pensar.
Traté de no escucharme. Traté de pasar delante del espejo y no pararme a cuestionar.

Ahogué un llanto.

Maté una pena.

Encontré la duda y quedó resuelta.

Pensé “¿Qué es el orgullo?” Y me quedé de piedra. Me convertí en piedra. Y todo continúa como si nada hubiera pasado.

La duda resuelta despejó una cuestión.
La cuestión contestada dio paso al relax en cuanto al cese de la búsqueda de la respuesta correcta.
Ahora que ya sé la verdad, pienso “Y es amarga la verdad”.
Pero también “La verdad nos hace libres”, y ahora no hay un yugo que me haga intentar ser mejor ante esos ojos muertos.
Ya da igual. A estas alturas no pienso cambiar.

Y es curioso que me sienta “heme aquí tal y como soy, si te gusta bien y sino también”.

Porque esa penumbra que había abatido toda la luminosidad se retira muerta.


Ahora hay un puntito de luz, minúsculo.
Esa, esa soy yo brillando microscópicamente.
Pero brillando con luz propia.

5 Comments:

At abril 25, 2006 8:51 p. m., Blogger Adrián said...

Me da muchísimo gusto que estés mejor.

Cierta ocasión que tuve una fuerte crisis emocional alguien me dijo que viera un pizarrón. Enseguida corrió y pinto un punto en él. Me dijo "¿Qué ves?" un punto, respondí y me olvidé de todo el verde de alrededor.

Gracias por tu comentario, me sirvió de mucho.

Besos

 
At abril 25, 2006 9:32 p. m., Blogger Beaumont said...

Eso de que la verdad nos hace libres, yo me río. La verdad convierte en esclavos a muchos. No es tu caso, por supuesto

 
At abril 26, 2006 9:40 a. m., Blogger ana said...

Sigue brillando. Desde luego, nunca has dejado de hacerlo.

 
At abril 26, 2006 8:43 p. m., Blogger malatesta said...

Mientras haya luz, hay esperanza. O algo así era.

 
At marzo 14, 2007 10:40 p. m., Anonymous Anónimo said...

Very nice site! film editing schools

 

Publicar un comentario

<< Home