El espejo de Eva

martes, enero 03, 2006

Cómo reconocerte

Siempre que he vuelto la vista atrás tú andabas tu camino sin volver la vista atrás.
Nos hemos separado, cada cual ha seguido su rumbo y al girarme no has estado esperando que yo me volviera a lazarte mi último beso, a gesticular mi último te quiero.
Tú habías dado ya la vuelta para regresar a tu lugar.

Y con esa estupidez he aprendido a reconocer quién realmente te espera, te anhela cerca.

Y por no dolerme esa estupidez aprendí a no mirar una vez me alejaba, por no sentir la pena de la ausencia de tu mirada. Sólo tu espalda.

Pero cada vez que aparezcas con nuevo nombre, volveré a girarme en la despedida. Por ver si tú esperas mi último beso, mi último te quiero. Y si estás esperando sabré que me anhelas a tu lado. Sabré que no me habré equivocado.

2 Comments:

At enero 03, 2006 8:36 p. m., Blogger Adrián said...

Es cruel querer con intensidad, y más aún cuando no eres correspondido con la misma emoción. Puedes soportarlo casi todo, menos el desprecio del último beso al despedirse.

 
At marzo 06, 2007 6:28 p. m., Anonymous Anónimo said...

Looking for information and found it at this great site... » »

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home