El espejo de Eva

lunes, septiembre 05, 2005

VOLAR (II)

Se le acercó sigilosamente. No supo que estaba ahí hasta que le tocó el hombro. La miró a los ojos, la atravesó con la mirada. Y sintió que miraba más allá de sus ojos.
Perdió la noción del tiempo. Sintió como las facciones de aquella desconocida se alargaban lentamente, cómo se volvían planas las arrugas, cómo se suavizaban los rasgos… ¿cómo demonios consiguió aquel brillo en unos ojos opacos hasta hacía segundos?
Y vio a una niña. Delante solamente tenía a una niña que le tocaba el hombro y le miraba a los ojos, aún más allá de sus ojos, su alma.
“Tu no me conoces, no sabes quién soy, y no necesitas saberlo” le murmuró “solo vengo a rebelarte tu verdadero nombre”.
No vio que los labios se despegasen en ningún momento, pero en su cabeza resonaba aquella frase. ¿Qué diablos quería decir “tu verdadero nombre”?

Sabía como se llamaba, llevaba toda la vida respondiendo a ese nombre, y ahora una desconocida, una niña desconocida venía a decirle… ¿qué trataba de decirle? De repente no entendía nada.
“Tranquila”. La niña seguía en pie frente a ella.“Cada una de las arrugas que tu rostro adquiere al sonreír conforman los signos que dan lugar a los caracteres de tu nombre en una antigua lengua que muy pocos recuerdan. Solo hasta que te sea revelado tu verdadero nombre lo llevarás escrito en el rostro. Una vez lo conozcas será imposible leerlo en tu cara. Tu verdadero nombre engloba tu ser y tu alma, y por eso debes aprenderlo ya, para que nadie pueda nombrarte y apoderarse de ti. Solo aquellos que lo conozcan podrán contactar contigo desde cualquier lugar. Será el mayor regalo que puedas hacer. Cuida de no decirlo nunca ante enemigos ni malas almas. Cuando lo sepas, serás igual, pero entenderás mejor aquello que en tu mundo lógico no tiene explicación”.


Guardó silencio. Esperó. No sabía cuanto tiempo llevaba aquella niña mirándole en su interior, escudriñándole.

Desde aquel vuelo, desde que descubrió que poseía el don de las alas, las cosas habían sido igual, salvando, claro está, el nerviosismo de la mañana siguiente al vuelo nocturno, cuando despertó y vio que nada de aquello había sido un sueño.
Cuando, abrió los ojos como cada mañana, trató de incorporarse y un latigazo de agujetas le sacudió la espalda y supo que algo no andaba, ni bien ni mal, simplemente que algo no era normal.
Consiguió levantarse rodando por el colchón hasta llegar al otro lado de la cama, plantando las rodillas en el suelo, tumbada boca abajo, incorporándose ayudada del impulso de sus brazos. Y al mirarse en el espejo del armario descubrió que aún llevaba los vaqueros y la camiseta hecha trizas.
“Mierda” le había dicho al espejo recordar las sandalias abandonadas en algún lugar de la calle de la Plaza.
Tuvo que esperar a quedarse sola en casa para comprobar hasta qué punto podía dominar aquello.
Comprobó que no había nada en su espalda, que mientras no se concentrase su piel ni siquiera presentaba una arruga. No había indicios ni señales de aquellas alas.
Eso explicaba cómo había dormido boca arriba.

No había pasado ni una semana completa. Y ahora resultaba que alguien venía a darle la clave, cuando aún no se había planteado el porqué ni tantas otras preguntas evidentes tras el shock, más adelante.
Por ahora unicamente se sentía agradecida por aquel don y presentía que habría alguna explicación. Y sí que sentía una curiosidad: “¿Cuántos como yo?” ¿Cómo descubrirlo? “No voy a ir por la calle preguntado...” se decía cuando pensaba en ello.

La niña seguía mirándola y ella presentía que podía oír sus pensamientos.
Y cuando comenzó a oír el tañido de las campanas de San Sebastián, la niña se acercó hasta ella para susurrarselo.

7 Comments:

At septiembre 05, 2005 9:59 p. m., Blogger malatesta said...

Amiga, creo acabas de dar el paso entre el cuento corto y la novela. ¡Adelante!
PD: Mañana te contaré un chiste a ver cómo te llamas.

 
At septiembre 06, 2005 8:39 p. m., Blogger totito said...

Perfecto, maravillosa continuación de ese vuelo que tanto nos gustó.
Necesito la próxima entrega.

Respuesta a tu comentario: Mencanta Paquito Ibañez, me gusta ese disco, pero lo mejor, como siempre y con diferencia,poder verlo en directo y conocerlo luego en persona. Todo un lujo que me encantaría repetir.

 
At septiembre 08, 2005 5:41 p. m., Blogger Mizerable said...

Aerolíneas Evita.
VUELA !!! VUELA !!!!!
Que nos llevas a todos de pasajeros.

 
At febrero 15, 2007 11:40 p. m., Anonymous Anónimo said...

Looking for information and found it at this great site... » » »

 
At febrero 22, 2007 2:46 a. m., Anonymous Anónimo said...

Best regards from NY! cheap phone calls Scholarship for international student in Omega auto alarm cicero new york youth soccer Whitening teeth and whitening teeth State farm insurance homeowners policy information Fort lauderdale co data recovery expert http://www.buy-provigil.info/Provigiltreatment5c22sideeffects5c22.html Belleville michigan culinary school Giant cock blowjobs Casinos in upstate new york tula 4537 handbag Adderall interactions Farmer &aposs insurance address

 
At marzo 16, 2007 10:55 p. m., Anonymous Anónimo said...

Best regards from NY! »

 
At abril 24, 2007 9:30 p. m., Anonymous Anónimo said...

Wonderful and informative web site. I used information from that site its great. apartment search fibromyalgia topamax Consultation diazepam online Lcd projector ratings Online doctor consultation oxycontin Guns and roses knockin' on heavens door Game cheats for the bar Canon cartridge s35

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home